20 noviembre 2011

Buenaventura Durruti, "el héroe del pueblo"

20 de Noviembre, fecha conocida por la muerte del dictador Francisco Franco, en menor medida por la muerte del fundador de la falange Jose Antonio Primo de Rivera, este año por ser la fecha de las elecciones generales en el Estado español, pero también fecha , 75 aniversario en este 2011, de la muerte, el mismo día y el mismo año que Primo de Rivera, del anarquista leonés Buenaventura Durruti, hombre de acción, revolucionario, defensor hasta la muerte de las ideas libertarias.

Durruti nacio en León el 14 de julio de 1896, siendo el 2º de 8 hermanos. Ya de adolescente se afilió a la sección ferroviaria de la UGT, siendo este el sindicato al que estaba afiliado su padre.
Participó en la huelga general revolucionaria de Agosto de 1917, huelga convocada junto con la CNT, lo que le costó la expulsión de la UGT por considerarlo demasiado radical, pero sobretodo le supuso una gran persecución policial por la que se vio obligado a huir a Francia, donde comienza a relacionarse con exiliados anarquistas, llevandole a ingresar en la CNT a su vuelta a España, en este caso a la CNT asturiana en enero de 1919

Se mete de lleno en las luchas mineras asturianas y es detenido y hecho preso por primera vez en marzo de 1919, consigue fugarse y en diciembre de este año ya esta en San Sebastian donde comienza a trabajar en el sector metalúrgico.
Por aquel entonces, la burguesía estaba llevando a cabo una campaña de asesinatos de sindicalistas y por ello Durruti se integra a un grupo de autodefensa llamado "los justicieros" que para vengarse de estos mencionados asesinatos, decide planear un atentado contra el Rey Alfonso XIII que iba a visitar San Sebastian en Agosto de 1920, pero les descubren y tienen que escapar.
Durruti siguió en su labor, ilegal, por toda España lo que le llevó a conocer a uno de sus mejores amigos, Francisco Ascaso.
En Agosto de 1922 ambos viajan a Barcelona y con mas gente afín a sus ideas fundan el grupo conocio como "Crisol", que posteriormente se llamara "Los solidarios". Este grupo reunió a los mas destacados militantes anarcosindicalistas de Cataluña golpeando siempre a la burguesía donde mas daño podía hacerla, hasta la llegada al poder del general Miguel Primo de Rivera en 1923. Casi todos los miembros de el grupo "Los Solidarios" acabaron muertos o encarcelados, Durruti y Ascaso tuvieron que exiliarse en Paris.

En el exilio planean varios intentos insurrecionales que fracasan , lo que les lleva a viajar a Latinoamérica en diciembre de 1924, acompañados por otro destacado anarquista, Gregorio Jover, para buscar fondos para el ilegal y agbiado anarcosindicalismo español.
Siguieron 15 meses llenos de acciones increibles, como acciones de guerrilla urbana, fugas increibles, innumerables ayudas de compañeros, trabajo sindical de base en muchos países, lo que hizo que la leyenda en torno a ellos fuese creciendo cada vez más.
En abril de 1926 vuelven a Europa, y intentan una acción espectacular y muy complicada, secuestras a Alfonso XIII y al generla Primo de Rivera en la visita que iban a realizar estos a Paris en Julio, pero antes de poder hacerlo son capturados por la policía y finalmente expulsados de Francia en Julio de 1927, siguiendo como militantes semiclandestinos en el exterior hasta la llegada de la República a España en Abril de 1931.

A su vuelta a Barcelona, ya con su compañera Emillienne embarazada de su hija Collete, se integra en la fundada en 1927 Federacion Aanrquista Ibérica(FAI), organización especificamente anarquista, y con otros militantes afines crea el grupo Nosotros, grupo que dentro de la CNT defendía posturas radicales y no se hacía ninguna ilusión con el nuevo régimen republicano. Esto llevo dentro de la CNT a un conflicto interno entre estas tendencias radicales y otras mas moderadas, lo que acabo en una escisión de estos ultimos.
Mientras el regimen republicano seguia con su represión a los miembros de el grupo Nosotros que solían estar presos en muchas ocasiones, ya que para la burguesía seguian significando la amenaza de una gran Revolución Social.
En enero de 1932 llegan incluso a ser deportados a Canarias y al Sahara español, pero ante la presión popular son liberados en Septiembre, aunque Durruti fue de nuevo arrestado por dos meses más.

Pese a esta represíon, las ideas insurrecionales mas radicales seguian creciendo dentro de la CNT, lo que llevo al fallido intento insurrecional anarquista de enero de 1933, tras el cual Durruti tiene que ocultarse, hasta que vuelve a caer preso en Marzo. En Julio ya está de nuevo en la calle.
Después de la victoria derechista en las elecciones de Noviembre de 1933, se produce otro fallido intento de huelga general insurrecional; Durruti de nuevo, junto con muchos otros anarquistas, es llevado a los calabozos, hasta que una amnistía les permite salir en mayo de 1934.

En octubre de este año, se produce la insurreción en Asturias, 14 días de resistencia heroica y desigual contra el ejército, mientras que la feroz represión y la indecisa conducta de la UGT deja a los anarquistas solos en su afan de seguir extendiendo la revolución.
De nuevo Durruti pasa por la carcel varios meses, hasta el triunfo del Frente Popular en febrero de 1936.

En medio de un explosivo clima político social, se produce el IV congreso de la CNT en mayo, en el que los militantes comienzan a preparase para el inevitable choque de fuerzas entre derechas e izquierdas que se produciria el 18 de julio de 1936.

La CNT y la FAI se enfrentaron con valor y coraje al alzamiento militar en muchas zonas, especialmente en Cataluña, con Durruti como una de las figuras mas destacadas, y sufriendo la dolorosa muerte de su amigo y compañero Francisco Ascaso.
El 24 de julio, desde una Barcelona que empieza a transformarse profundamente, Durruti parte con una columna armada a Zaragoza, ocupada por los golpistas.
Tras duros combates, esa milica igualitaria, sin oficiales ni demas cargos militares, avanzó y estabilizó el frente aragones, contra tropas regulares mejor equipadas que ellos, aunque no pudieron recuperar la ciudad ocupada por los nacionales.
Mientras avanzaban por tierras aragonesas, apoyaban el prcoeso revolucionario que se estaba dando, estableciendo colectividades en los pueblos que iban liberando a su paso, para escándalo de los comunistas, socialistas, y otros creyentes de que la guerra no se podía ganar si al mismo tiempo se llevaba a cabo una revolución

El día 15 de noviembre llega con su columna (de 1800 hombres) a Madrid, para participar en la defensa de dicha ciudad y el día 19, mientras transitaba por un área supuestamente segura, es alcanzado por una bala que le causa la muerte en la madrugada del día 20


Durruti fue uno de los destacados militantes libertarios, que junto a muchisimos mas hombres y mujeres, dieron su trabajo e incluso su vida, no solo por combatir al fascismo, y defender la República, sino por transformar plenamente la sociedad, mediante un proceso revolucionario que pretendía crear un mundo nuevo, verdaderamente justo libre e igualitario.
Este proceso claro que no fue perfecto, y se cometieron errores, pero hay que tener en cuenta que la mano de obra mas joven se encontraba en los frentes dando su vida en la lucha contra el fascismo, lo que privó de muchas personas que hubiesen podio colaborar de gran manera en las colectivizaciones tanto agrarias como urbanas.